EL CONTENIDO ES EL REY PERO PARA RECLAMAR SU CORONA ES NECESARIA UNA ESTRATEGIA SÓLIDA QUE SE ALINEE A LOS OBJETIVOS DE NEGOCIO

No cabe duda que el content marketing hoy es la punta de lanza de muchas estrategias en digital. El valor que los esfuerzos dentro de esta arista representan para las marcas es bien reconocida por los anunciantes de la industria, quienes se encuentran ávidos por conectar de maneras más profundas y efectivas con sus públicos meta.

Frank Valdéz, director comercial y marketing de Isi Pharma, señaló que “para poder crear una narrativa atractiva, lo más importante es el contenido. Un contenido de valor, con sustento científico, realmente atractivo para el target al que estamos dirigidos, al final de cuentas se va convirtiendo en el reason-to-believe”.

Las cifras son claras al respecto. De acuerdo con datos de Zoomininfo, hoy en día más de 91 por ciento de las empresas B2B y 86 por ciento de las B2C usan el content marketing.

Lo cierto es que aunque son cada vez más los jugadores que entienden el desarrollo de contenido como un arma eficaz para competir en un mercado en donde la métrica es relevancia, conseguir resultados efectivos en esta arena es cada vez más complejo.

Hoy los anunciantes no sólo compiten con sus homólogos para captar la atención de las audiencias, los usuarios se han convertido en el principal rival a vencer y su posición de juez y parte supone un reto desafiante para los equipos estratégicos de comunicación.

EL CONTENIDO SIN ESTRATEGIA NO SIRVE

Los Datos son contundentes al respecto: Hallazgos de SiriusDecision afirman que 6 de cada 10 campañas de marketing de contenidos pasan desapercibidos entre los consumidores.

Las razones detrás de esta estadística son diversas; sin embargo, una que salta a la vista es la poca estrategia que acompaña a la creación de contenidos.

Si bien el contenido ha demostrado ser el rey, reclamar la corona demanda acciones de planificación que consideren planeación, desarrollo e implementación de acciones estratégicas que busquen un fin común. Los esfuerzos de content marketing carecen de esta necesaria e indispensable visión.

EL 63 POR CIENTO DE LAS EMPRESAS NO TIENEN UNA ESTRATEGIA CLARA PARA IMPLEMENTAR ACCIONES DE CONTENIDO: CONTENT MARKETING INSTITUTE (CMI)

Así, lo demuestran proyecciones recientes entregadas por Content Marketing Institute (CMI), las cuales apuntan a que el 63 por ciento de las empresas no tienen una estrategia clara para implementar acciones de contenido, mientras que un 19 por ciento señala no tener ningún tipo de planificación. Por tanto, para 6 de cada 10 expertos resulta difícil producir contenido de manera consistente.

Alfonso Betancourt, vicepresidente creativo de Upgrade Marketing México, comentó que casi toda marca cae en los mismos errores en su plan de comunicación. Señala que las empresas suelen tener un pensamiento muy cerrado y cuadrado sobre sus campañas y estrategias de marketing. Apunta que, a pesar de ser esfuerzos largos, que requieren de una logística cuidadosa y suelen tener un costo alto, por lo general también da resultados iguales.

RECLAMAR LA CORONA

En esta línea, y de acuerdo con Relevance, hay muchas empresas que fracasan por una reticencia a invertir o por la falta de un modelo estratégico concreto. Por su parte, Driven2020 apunta que no todas la compañías tienen el talento o el entendimiento necesario. sin embargo, hay dos retos más cruciales: la diferenciación y la elección del formato correcto.

Tal y como apunta Ed Carrasco, Chief Strategy Officer de Padre Group, “se deben conocer los objetivos, establecer con claridad la visión de la empresa. Por ejemplo, hay quienes tal vez no se puedan permitir un contenido en video. Sin embargo, yo ma iría por los proyectos experienciales. Y esto es un poco a lo que nos lleva la contaminación visual y audiovisual que existe, sobretodo en México. Para realmente ser relevantes en ese ruido, hay que aprender y hacer contenido relevante en esta situación, por lo que la experiencia es ideal”, por tanto, “tenemos la necesidad de crear plataformas trasversales de larga duración donde, primero el entretenimiento sea el ingrediente número uno”.