Estamos iniciando el 2020 y entender las nuevas dinámicas en digital resulta vital para optimizar los esfuerzos en este terreno

A medida que los años pasan, no cabe duda que el terreno digital seguirá ganando espacio en el presupuesto publicitario.

Según datos de la firma Zenith, aunque la televisión a nivel mundial sigue concentrando el grueso de los presupuestos publicitarios con 182 mil millones de dólares, la publicidad en redes sociales ha recibido una inversión por parte de las marcas que equivale a 84 mil millones de dólares mientras que los buscadores ya concentran un total de 107 mil millones. Las cifras son considerablemente mayores a lo captado por los medios impresos que se quedan con 69 mil millones de dólares.

Pascual, Director Regional de Smartclip para América Latina, reveló que también en México, desde mucho antes de 2019, se veía cómo los canales online estaban creciendo en relevancia como parte de las estrategias publicitarias. Pero el próximo año, se espera reforzar esta tendencia. El director regional señala que “la participación de los medios ON dentro de la tarta publicitaria seguirá creciendo y pasará del 33 por ciento en 2019 al 36 por ciento en 2020”

Cada año se desperdicia a nivel global hasta un 60 por ciento del presupuesto que los anunciantes destinan al entorno digital: Proxima

No todo es como se pinta

A pesar de que las cifras pueden hablar de un mayor dominio por parte de las marcas y sus equipos del entorno digital, la realidad es que este campo de acción aún representa importantes y grandes retos para los profesionales de la industria.

Una reciente investigación realizada por Proxima indican que cada año se desperdicia a nivel global hasta un 60 por ciento del presupuesto que los anunciantes destinan al entorno digital.

Más preocupante es reconocer que a decir de una reciente encuesta realizada por HubSpot, poco más del 90 por ciento de los consumidores considera más intrusivos los anuncios digitales actuales que los publicados hace tres años, mientras que sólo el 7 por ciento considera atractivo un emplazamiento publicitario hasta el punto de llevarlo a dar click.

Bajo este paraguas es necesario plantar sobre la mesa las dinámicas que durante el siguiente año se podrían posicionar como tendencias dentro del entorno digital, información que de ser leída de la manera correcta permitirá anticipar movimientos y estrategias para reducir la merma que desde ahora se lee en las inversiones en digital.

Mindful marketing

Con la llegada del entorno digital, la comunicación unidireccional desapareció casi de inmediato, lo que obligó a las empresas a adoptar acciones de comunicación y marketing centradas en el consumidor, en donde la escucha de las audiencias figura como pieza clave.

Este giro a concepciones más humanas demanda la búsqueda de la identificación con la marca en donde construir relaciones a largo plazo con el consumidor exige un conocimiento más profundo de sus intereses.

Por tanto, el marketing consiente es la demanda y es justo en este punto en donde la escucha social, que debe ser exhaustiva y realizada a través de herramientas de monitorización que permitan obtener datos relevantes, gana especial importancia.

CGC: Audiencias activas

Con los millennials las marcas entendieron el poder que las plataformas digitales daban al consumidor para comunicarse en una línea bidireccional; sin embargo, con los centennials los anunciantes se enfrentan a un reto mayor: la conciencia sobre el poder que tiene la capacidad de generar contenido.

Esta generación reconocer que cada post o video publicado tiene la capacidad de impactar a millones en pocas horas y este alcance es entendido como una poderosa que las marcas están obligadas a capitalizar para no perder en la batalla de relevancia.El reto para las marcas será formar parte de los contenidos creados por el consumidor.

Entre voz y skills

Los asistentes de voz ganaran relevancia en los siguientes doce meses. El uso de herramientas como Siri o Waze se sofisticarán para optimizar la adopción de bocinas inteligentes que serán intermediarios entre los targets y sus marcas.

En este camino, las marcas se verán forzadas a desarrollar skills con la intención de ofrecer algo que resulte de utilidad, que guarde relación con la oferta de la empresa y que se desarrolle con una estrategia detrás enfocada en ventas o, bien, sólo branding.

DOOH: A pie de calle

Ante la saturación de información, las acciones en digital tendrán que buscar la manera de ser cada vez más cercanas a las audiencias y aunque el contexto mobile resuelve en buena medida este problema, lo cierto es que la competencia es particularmente compleja.

De tal manera, será necesario voltear a ver las acciones que se han denominado DOOH (digital out of home), en la cual las marcas se relacionan con los clientes desde pantallas digitales interactivas, que, en el caso de que estén conectadas con compra programática, adecuarán sus mensajes al contexto y al usuario, dando como resultado una sinergía efectiva entre los esfuerzos online y offline.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here